Latiendanaturista.com

 

tiendas naturistas laboratorios naturistas

Veneno para curar

Se ha observado la relación entre las picaduras de abeja y los puntos de acupuntura correspondientes al "problema" o desequilibrio energético del momento. Según el experto, las abejas “saben” dónde tienen que picar, porque donde hay un desequilibrio energético hay una "agresión" que ellas perciben y, al defenderse de esta "agresión", producen un reequilibrio similar al de la acupuntura, con el beneficio añadido del veneno.

Las picaduras son molestas, pero no excesivamente dolorosas, y la cantidad necesaria puede variar desde 1 a 2 o 4 a 30 o 40, según la enfermedad, la persona y el desarrollo alcanzado.

Otros remedios de la apiterapia son el polen, que las abejas recolectan de las flores, lo transportan en forma de pequeñas bolitas y es el alimento proteico de la colmena, y el “pan de abejas”, un polen preparado por las abejas, apisonado con sus cabezas y que contiene pequeñas cantidades de miel.

También se emplean con fines terapéuticos, la cera con que las abejas fabrican sus panales de celdas hexagonales, y el "apilarnil" o extracto de larvas de zánganos que contiene también pequeñas cantidades de jalea real, pan de abejas, miel y propóleos.